Criopreservación de corteza

 ¿EN QUÉ CONSISTE?

Si se considera el ovario como una naranja, podría fácilmente imaginarse cómo se extrae vía laparoscópica una porción de la ("piel" de la naranja) corteza ovárica, donde se encuentran los folículos, de uno de los dos ovarios.
A continuación, se congela la corteza ovárica con el fin de preservarla hasta un ulterior reimplante.
Con esta técnica se consigue preservar la fertilidad y la función hormonal ovárica.
 
SEGURIDAD
Salvo circunstancias excepcionales, existen enfermedades en las que no es seguro reimplantar la corteza ovárica. Este es el caso de la leucemia.
 
EFICACIA
Más de 20 embarazos descritos.
En ellos, se ha evidenciado una adecuada reserva ovárica previa a la gestación y la presencia de abundante tejido ovárico.
 
VENTAJAS
  • Rápido.
  • Mínimamente invasivo.
  • Eficaz.
  • No elevación de niveles hormonales.

INCONVENIENTES

  • Reintroducción de la enfermedad.
  • Las de la cirugía.
  • Eficacia difícil de cuantificar.

INDICACIONES

  • No posibilidad de retraso de la QT
  • Negativa del oncólogo a estimulación ovárica 
  • No riesgo de reintroducción de la enfermedad

¿QUE PACIENTES PUEDEN BENEFICIARSE DE ÉSTA TÉCNICA?

  • Pacientes que por motivos médicos no puedan retrasar el inicio de su tratamiento oncológico.
  • Pacientes que aún no hayan alcanzado la pubertad, y por lo tanto no respondan a los tratamientos de estimulación ovárica (aprender más sobre ésto).

PROCEDIMIENTO